Visita al monasterio de Tibães

27 Jan 2021
Monasterio de Tibães

Miembros de la asociación estratégica del proyecto SmartArt, cofinanciado por la Comisión Europea, visitan el Monasterio de Tibães, en Braga, para ampliar la red de colaboración en la difusión del patrimonio cultural mediante las nuevas tecnologías.

El proyecto europeo SmartArt investiga nuevas formas de abordar el conocimiento del patrimonio cultural europeo. Uno de los focos de interés es el estudio de los conjuntos monásticos europeos y su influencia en la formación de una identidad común. Así, los profesores José Alberto Lencastre y Leandro Almeida, de la Universidad do Minho (Portugal), miembros de la asociación estratégica del proyecto SmartArt y miembros del Centro de Investigación en Educación (CIEd), realizaron una visita de campo sobre el origen de estos monasterios en Portugal.

Esta visita contó con la colaboración del Dr. Paulo Oliveira, director del programa cultural del Monasterio de San Martín de Tibães, en Braga, que integra el patrimonio cultural del estado portugués. Este monasterio fue fundado a finales del siglo X, siendo reconstruido en el siglo XI y convirtiéndose, con el apoyo real y la concesión de las Cartas de Couto, en uno de los monasterios más ricos y poderosos del norte de Portugal. Con el movimiento de la Reforma y el fin de la crisis religiosa entre los siglos XIV y XVI, el Monasterio de San Martín de Tibães presidió la Congregación de San Benito de Portugal y Brasil, convirtiéndose en la Casa Madre de todos los monasterios benedictinos, así como en un importante centro de difusión cultural y foco de desarrollo artístico y estilístico.

Su importancia también está presente en el papel que desempeñó como auténtica "escuela de construcción" de un grupo de arquitectos, maestros albañiles y carpinteros, carniceros, doradores, ebanistas, dibujantes y escultores, cuya producción activa, en todo el noroeste de la península, estuvo asociada a lo mejor del arte portugués de los siglos XVII y XVIII. A lo largo de estos dos siglos se llevaron a cabo ambiciosas campañas de reconstrucción y ampliación, de decoración y redecoración, que sacrificaron el antiguo monasterio románico, dejando testimonios elocuentes, desde el manierismo hasta el estilo rococó. Uno de los principales artífices de esta transformación fue André Soares, a quien se deben los retablos del altar central y de los altares laterales, así como los púlpitos, todos ellos considerados obras clave del rococó portugués. En cuanto a la escultura, destacan las obras de Fray Cipriano da Cruz. De este modo, el monasterio de Tibães se transformó en un conjunto arquitectónico armonioso, de amplias dimensiones, y en una de las piezas más importantes del monacato portugués y del núcleo de la red benedictina en el noroeste peninsular. Además del templo y de los locales monásticos, organizados en torno a varios claustros, hay que destacar el crucero de Tibães, en las proximidades del antiguo monasterio

Esta colaboración es de gran interés para el proyecto SmartArt, ya que encaja en uno de sus objetivos, es decir, acercar el conocimiento del patrimonio cultural europeo mediante el uso de recursos tecnológicos.

Etiquetas